Nuestras Acciones

Impuestos: Nuestra exposición en el Parlamento

Impuestos: Nuestra exposición en el Parlamento

En un ejercicio sin precedentes en México, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados abrió las puertas del recinto legislativo a distintos funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno, así como a destacados miembros de los sectores privado y de la sociedad civil, para analizar conjuntamente las iniciativas –de ingresos y egresos– que acompañan al Paquete Económico 2020.

Acudimos a estos foros de parlamento abierto para exponer, a través de Sissi de la Peña Mendoza, Gerente de Comercio Digital y Organismos Internacionales, su postura sobre la propuesta de cobrar impuestos a los productos y servicios que se ofrecen en las plataformas digitales.

En ALAI celebramos que se haya escuchado la voz de distintos especialistas y académicos para ampliar el debate, profundizar los argumentos y considerar las preocupaciones de los diversos actores que participan en el ecosistema digital.

Cabe recordar que esta industria –que hoy ofrece múltiples soluciones para mejorar la vida de millones de personas en todo el mundo– nace y se desarrolla en una era de constante evolución, por lo que sus empresas participantes reconocen y aceptan que la reglas del juego se tienen que adaptar continuamente, incluyendo la materia tributaria.

En ese sentido, Sissi de la Peña aclaró que las empresas de Internet no se niegan a realizar el pago de impuestos y que, al día de hoy, han cumplido con sus obligaciones tributarias, conforme al marco fiscal que impera en la actualidad.

Igualmente reiteró que la postura de ALAI es la de continuar colaborando con las autoridades hacendarias, al igual como lo ha hecho en los 48 países donde se ha actualizado el marco fiscal. En México, así también lo ha venido haciendo –desde el primer día de la actual administración federal–, en la búsqueda de soluciones que permitan actualizar el cobro de impuestos en las plataformas digitales, pero sin afectar los derechos de los usuarios.

Igualmente, ALAI también dejó claro su rechazo contra la medida para desconectar a las empresas que incumplan con los nuevos esquemas fiscales propuestos, calificando a la sanción como desmedida y violatoria de la propia Ley, así como de los acuerdos internacionales que el país ha firmado. Sissi de la Peña manifestó que la desconexión, no solo quebranta los derechos de los usuarios –al limitar la libertad de expresión–, sino que además tendría diversas consecuencias técnicas y no técnicas, que dañarían la actividad de terceros.

Dado el esquema abierto con el que interactúan muchas direcciones IP, la desconexión generaría un “efecto dominó” que afectaría a miles de empresas, sobre todo a las de menor tamaño. Por último, hizo un llamado a continuar construyendo un esquema flexible, que tome en cuenta las distintas naturalezas de los múltiples servicios que operan en las plataformas digitales.

En otras intervenciones, Manuel Haces-Aviña, representante de Google, externó su preocupación ante los cortos tiempos de implementación que la iniciativa contempla, sobre los cuales sostuvo que son inalcanzables. Manifestó que, para hacer una recaudación eficiente del IVA en el ecosistema digital, es necesario contemplar un periodo de adaptación mínimo de 12 meses, sobre todo, para evitar un impacto mayor en las PYMES.

Además, expuso la necesidad de exentar el gravámen del IVA a los servicios de educación a distancia, para homologarlo con el esquema de educación tradicional, evitando que dichos impuestos no se conviertan en una barrera de entrada a la educación.

Por su parte, Alehira Orozco de Mercado Libre, refirió que el esquema de recaudación propuesto tiene afectación directa sobre las personas que comercian en Internet, porque se ponen en riesgo la totalidad de sus ingresos, al no considerar que éstos enfrentan gastos de operación en sus actividades.

En la misma dirección, agregó que se estarían generando los incentivos para que los usuarios –que buscan vender algún producto o servicio en línea–, decidan abandonar estas plataformas para realizar sus transacciones de manera informal y con el uso de efectivo, retrasando el proceso de bancarización que se ha buscado impulsar en el país durante años.

Mientras que, Lina Ornelas, representante de la Asociación de Internet MX, expuso que la regularización del marco tributario para Internet debe ser a partir de una discusión donde participen los distintos tipos de usuarios que conviven en el ecosistema digital.

Propuso la construcción de un esquema simple, eficaz y flexible, que responda y armonice a los distintos modelos de negocio que operan en línea. Como ejemplo, mencionó el Modelo de Retención Flexible por Tipo de Servicio que fue adoptado en Colombia y el cual requiere de tecnologías que ya operan en México.

Con todas estas y otras propuestas, los participantes de la economía digital se hicieron presentes en este debate que brinda la oportunidad de definir las nuevas reglas que regirán al Internet en México en los siguientes años.

Se trata de que todas las voces sean escuchadas para integrar un sistema que ayude a cumplir los propósitos de todos los involucrados. Un sistema, donde las empresas de Internet puedan dedicarse a generar empleos y detonar a la economía, al mismo tiempo de que las autoridades fiscales puedan cumplir con sus tareas de recaudación fiscal y, con ello, llevar a cabo sus funciones sociales. En ALAI tenemos claro que sí es posible.

Close Menu
Translate »